Fecha: 18/12/2015

IPEL y su trabajo por la inclusión




El Instituto Pampeano Educativo Laboral ha realizado el cierre del ciclo lectivo. Se trabaja con chicos que tienen discapacidad y que tienen 18 años.

Eugenia la secretaria de IPEL, habló con Radio CONTACTO y relató: “les ofrecemos una salida laboral para que pueden defenderse ellos mismos. Les enseñamos panadería y  huerta. En este momento la Fundación Madre Teresa que es el la encargada de IPEL ha abierto una panadería donde los chicos hacen las pasantías laborales.

Específicamente atienden al público y elaboración. Luego los chicos tendrán una certificación si logran los objetivos”.

La panadería es Tentempié en calle Juan B. Justo.

Y agregó: “El fin de este trabajo es que los chicos tengan herramientas en un espacio que muchas veces es hostil para ellos. Los chicos que vienen son de entre 18 y 38 años en este momento y tiene discapacidad intelectual y síndrome de down. No podemos aceptar hoy a personas con discapacidad motora o disminuidos visuales porque no contamos con la infraestructura aunque no lo descartamos en un futuro.”

Asimismo Eugenia precisó que luego de seis años de pedirlo y de lucharla han logrado que el instituto pertenezca a la educación oficial. “Es un gran logro porque fue lo que buscamos desde el año 2009. Ha sido un gran año”

Una experiencia que abarca a toda la familia

“Los chicos la verdad que están felices y disfrutan el trabajar. Ponen  un gran empeño en mejorarse diariamente.  Es una experiencia única y maravillosa.”

Aparte de panadería y huerta en el instituto les dan autovalimiento, comunicación. “Son saberes que ellos han adquirido y que con el tiempo los van perdiendo. Queremos que aprendan a autovalerse por ellos mismos.”

Proyectos

“Estamos trabajando en un proyecto de huerta en un campo que nos cedería la universidad.”

Ayuda del gremio de Camioneros

“Aurelio Baragiotta nos ha dado una gran ayuda. Un día parece en la panadería y no sabíamos quién era. Nos preguntó cómo trabajábamos y luego nos acercó materiales, escritorios y demás.”

En tanto que Mario Lonegro creador de IPEL agregó respecto a fin de ciclo, “es un gran logro y es la culminación de un año de trabajo por lo que celebramos un año de apoyo de las familias y docentes. A ello le sumamos la importancia de haber logrado un título oficial.

Tengo hijos con discapacidad intelectual y he comenzado con la lucha de la escolarización pero cuando entraban a la adultez era necesario el insertarlos en el trabajo. Por ello nos hemos encaminado en esta capacitación lo cual es muy gratificante. 

Grandes logros que continúan

“El año entrante profundizaremos todo aquellos que hemos realizado. Seguiremos con pasantías laborales y esperamos sumar más comercios de la ciudad. A ello se suma el trabajo en eventos y en catering.”

El Ministerio cuenta con subsidios del gobierno provincial que ayudan a mantener en funcionamiento el lugar.

Información obtenida de contactoradio.com